18 agosto 2006

Virgen de Urkupiña en Quillacollo

El 16 Agosto de 2006, se celebra en Bolivia y en concreto en Quillacollo, a 15 Km. de Cochabamba, la fiesta en honor a la Virgen de Urkupiña.
Cuenta la leyenda que existía una pequeña niña que pastoreaba sus ovejas en el cerro Cota cerca de Quillacollo, cuando se le apareció una mujer muy atrayente con un niño en brazos. La niña conversó con ella y quedaron de encontrarse al día siguiente. Esto sucedió durante varios días, por lo que ella decidió contárselo a sus padres. No convencidos, sus padres y otras personas del pueblo la acompañaron al cerro para comprobar lo que ella decía. A medida que se acercaban, ya se podía ver a la mujer que esperaba con el niño en brazos. Al verla la niña gritaba uruk piña, uruk piña (en quechua "ya está en el cerro"), pero al llegar a la cima donde se encontrarían la mujer, esta había desaparecido dejando su imagen marcada en la roca.
Esta es la historia, que data desde el siglo XVIII, y que da origen a la Fiesta de la Virgen de Urkupiña que se celebra cada 15 de agosto, donde participaban fundamentalmente campesinos con grandes tropas de bailes, tinkus, bandas, sikuriadas, tarqueadas, diabladas y tantos más.

El comercio, que es una de las expresiones más palpables de la fiesta, empieza a hervir en las calles, los vendedores ambulantes y callejeros ofrecen infinitos tipos de comidas, vestuarios, artesanías y prácticamente todo lo que uno se pueda imaginar, desde cuyes asados hasta televisores, conformando la otra cara de la fiesta, la bulla, el ruido, el regateo, los olores, los petardos y la multitud que se amontona en un lento y congestionado fluir que se derrama por todos los espacios del pueblo.

La fiesta en si dura cuatro días. El primer día es la "Entrada Autóctona", y consiste en el desfile de las tropas y fraternidades de bailes indígenas quisieron un día para ofrendar a la Virgen de Urkupiña con su música y bailes típicos de distintas zonas de Bolivia. En este primer día de fiesta, lleno de colorido, baile y devoción ondea sobretodo la multicolor bandera del Tiwantinsuyo.

El segundo y el tercer día son las entradas del resto de las fraternidades, y desde temprano en la mañana comienza el baile, que se prolonga por varios kilómetros en un circuito al interior del pueblo, hasta llegar al Templo de San Ildefonso, donde cada grupo saluda a la Virgen y es bendecido por ella.

Tinkus Bolivianos

Diabladas

Cholitas

Baile de Tarija

El cuarto día es completamente diferente, se inicia a la medianoche del tercer día, cuando miles de devotos de la virgen inician la peregrinación desde Cochabamba hasta el cerro Cota, a 18 kilómetros de distancia. Desde el pueblo hasta el cerro, en los últimos tres kilómetros, no queda ni un metro sin puestos callejeros, entre los que destacan los que ofrecen desayuno a los peregrinos y los que venden alacitas, miniaturas que se compran para representar lo que se le quiere pedir a la virgen, ya sea una casa, un bebé, un auto, un título universitario, un novio o un pasaje de avión, la verdad es que se vendía de todo lo que se puede imaginar, se dice que todo lo que compras en miniatura como mucho al año se te cumple. Yo compre varias cositas que ya veréis.

Ya en el cerro están las minas, de las que extraen rocas a golpe de martillo, roca que después de bendecida y challada por sahumadoras que las rocían con cerveza, alcohol y plegarias (en castellano y quechua), pasa a representar los favores materiales pedidos a la virgen, por lo que el tamaño de la roca extraída representa el tamaño del favor o la cantidad de dinero que se ha pedido, entonces cada devoto debe llevarse la roca a su casa. Al año siguiente la roca debe ser devuelta, se debe traer al cerro y ser entregada a la virgen, cumpliendo así con la promesa de devolver el favor pedido el año anterior. Al momento de devolver las piedras se reinicia el ciclo, se entregan las antiguas y se toman nuevas, rogando otra vez por favores a la virgen. Yo cogí varias rocas (no muy grandes) y pedí varios deseos, intentare estar el años que viene para devolverlas y así se cumpliría todo.

Así concluye la fiesta de la virgen de Urkupiña, después de cuatro días de fervor y devoción popular, después de cuatro días en que se mezclan, se sobreponen y se funden los más antiguos rituales andinos con la tradición católica, después de cuatro días, y de cinco siglos, en los que la pachamama ha sido la virgencita, y la virgencita ha sido la pachamama.

4 comentarios:

A las 2:08 p. m. , Anonymous Francisco Montealegre ha dicho...

Estas fiestas me recuerda mi época juvenil de carnavalero en el Corazón de la Mancha. Decirte que estos momentos llenos de felicidad y trabajo no se olvidan, como tu no olvidaras este periodo de tu vida.
Sigue asi sobrina.

 
A las 2:16 p. m. , Blogger Azucar ha dicho...

yo he ido a una parecida en jujuy argentina, Virgen PUnta Corral

 
A las 4:01 a. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

HOLA ESTELIA QUISIERA QUE ME COMENTES TODOSOBRE EL CALVARIO A LA VIRGEN O COMO SON LOS OFRECIMIENTOS GRACIAS SI ES POSIBLE COMUNICATE

 
A las 4:07 a. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

SOY DE SALTA ARGENTINA HACE DOS AÑO SOMOS DEVOTOS DE LA VIRGEN DE URKUPIÑA ESTELIA ME PODRIAS COMENTAR TODO SOBRE EL CALVARIO O LOS OFRECIMIENTOS A LA VIRGEN ESCRIBI TU COMENTARIO AQUI SI ES POSIBLE O PEDIME MI CORREO GRACIAS

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal